ELECCIONES DE LOS EEUU
EL PERFIL DE LOS CANDIDATOS: McCAIN Y OBAMA

Si bien aun no se sabe con certeza quién será el candidato demócrata para las elecciones presidenciales de la próxima contienda electoral del 4 de noviembre, ya está claro que del lado republicano lo será el senador por Arizona, John McCain.
Este último si bien ha recibido en un primer momento una serie de cuestionamientos por parte de los sectores más conservadores de su partido que le imputaban ciertas indefiniciones relativas a problemas fundamentales, en sucesivas intervenciones públicas ha puesto bien en claro que todo se trataba de un error. Sin ir muy lejos hace dos días, en vísperas de cumplirse el quinto aniversario de la siniestra invasión a Irak, McCain visitó tal país casi en simultaneidad con su vicepresidente Cheney y manifestó en forma categórica que no está dispuesto a retirar las tropas invasoras hasta tanto no se haya derrotado a aquella organización terrorista por la que se hiciera la guerra. “Si no eliminamos a Al Qaeda en Irak, manifestó puntualmente McCain, tendremos que hacerlo luego en nuestro propio país”. De este modo ha resaltado el carácter claramente ideológico que posee dicha contienda y lo esencial de la política exterior norteamericana. La guerra de Irak para el candidato republicano tiene un sentido superior al de un mero conflicto determinado por razones economicistas o geopolíticas, tales como las interpretaciones que sustentan la inmensa mayoría de nuestros desinformadores profesionales, sea de la izquierda como de la derecha, para quienes lo único que habría movilizado a Bush como a cualquier otro gobernante que se encontrara en su misma situación habría sido el petróleo, o el apetito de dominio del Medio Oriente con independencia de si en el mismo existe un régimen fundamentalista o uno nacionalista. Para nosotros, a diferencias de las ideologías materialistas de diferente matiz hoy imperantes por doquier, son las ideas y los principios las que movilizan a las personas y no los meros intereses. En el caso específico de Irak ha quedado perfectamente en claro, a la luz de los resultados obtenidos, que no ha sido el petróleo (1) lo que motivó la guerra, sino el factor ideológico y religioso.
Para esclarecer el tema reproducimos este importante artículo traducido por un colaborador nuestro relativo a los fundamentos doctrinarios del candidato republicano agregando al respecto que los argentinos, que hemos hace poco recibido la visita ostentosa y estrepitosa de un pastor televangelista que realizara concentraciones multitudinarias, hemos podido constatar también cómo los pastores protestantes son los que hoy conducen la política norteamericana y que, si bien en EEUU existe la democracia, el laicismo y el pluralismo religioso, es el protestantismo la verdadera religión que lo informa.
EL    PASTOR   ROD   PARSLEY,   EL   GUÍA   ESPIRITUAL   DE   MC   CAIN:   “DESTRUIR   AL   ISLAM”

El pastor televangelista Rod Parsley un aliado clave del senador  John McCain en Ohio, ha convocado a erradicar la “ falsa religión”. 
Por David Corn, 12 de marzo del 2008.

     El senador John McCain  saludó como un consejero espiritual  a un pastor evangelista que ha convocado a los cristianos a emprender una “guerra” contra la “falsa religión”  del Islam con el ánimo de destruirla.
  El 26 de Febrero pasado, McCain apareció  en una reunión de campaña electoral en Cincinnati con el reverendo Rod Parsley de la Iglesia de la Cosecha Mundial de Colón, una institución Pentecostal  de grandes dimensiones que presenta un santuario con una capacidad para 5.200 personas, un estudio de televisión en el cual Parsley  graba semanalmente un programa, y un Ministerio Central de Actividades con una superficie de 122.000 pies cuadrados. Ese día, una semana antes de las primarias de Ohio, Parsley elogió al candidato presidencial republicano como un “conservador fuerte, de confianza y coherente”. El respaldo fue importante para McCain quien en esa oportunidad estaba tratando de poner fin al prolongado desafío del anterior gobernador de Arkansas Mike  Huckabee, un favorito entre  los cristianos evangélicos.  Como figura influyente en la política, Parsley podía jugar un rol clave en el esfuerzo de McCain para ganar este estado en la elección general.  McCain , con Parsley a su lado en la reunión en Cincinnati, calificó al ministro evangélico de “ guía espiritual”.
    Parsley, líder de una congregación de 12.000 miembros, ha escrito varios libros  delineando las líneas de su fundamentalismo religioso entre los cuales se incluye el publicado en el año 2005 titulado  “Basta de silencio”. En este libro Parsley  describe la “desesperación espiritual” de los EE.UU. y allí explota las sospechas más habituales: jueces activistas, civiles liberales que abogan por la separación de la iglesia y el estado, la “cultura” homosexual ( “los homosexuales son cualquier cosa, pero eso sí, felices y despreocupados”), la “ industria del aborto”,  y la actividad torpe y profana de la industria. Y  Parsley apunta hacia otra profunda amenaza a los EE.UU.: la religión del Islam.
En un capítulo titulado “Islam la decepción de Alá “, Parsley previene que hay una “ guerra entre el Islam y la civilización cristiana”.  Y continúa:
     “No puedo dejar de decirles qué importante es que comprendamos la verdadera naturaleza del Islam, que veamos lo que verdaderamente es. En realidad les diré esto; no creo que nuestro país pueda verdaderamente cumplir su divino destino hasta que no comprendamos nuestro histórico conflicto con el Islam. Sé que esta afirmación suena  muy extrema, pero yo no retrocedo ante sus implicancias. En  realidad  Norteamérica ha sido fundada, en parte, con la intención de ver a esa falsa religión destruida y creo que el 11 de septiembre del 2001, fue un llamado generacional a las armas, lo que no podemos seguir ignorando por más tiempo.”
    Parsley no se asusta acerca de su deseo de borrar al Islam. En  “Basta de silencio“ expresa – aprobándolo-  que Cristóbal Colón participaba del mismo objetivo: “ Fue para derrotar al Islam, entre otras visiones,  que Cristóbal Colón navegó  hacia el Nuevo Mundo en 1492…Colón soñó con la derrota de los ejércitos del Islam con los ejércitos de Europa hechos poderosos por las riquezas del Nuevo Mundo, fue el sueño que, en parte, comenzó en América”.  Parsley  urge a sus lectores a darse cuenta de que una confrontación  entre la Cristiandad y el Islam es inevitable:” Nosotros nos encontramos  ahora en una situación en que no podemos elegir. El tiempo ha llegado”. Y tiene malas noticias: “ Podemos ya estar perdiendo la batalla.Y en la forma en que veo al mundo encuentro que el Islam es responsable por mucha más penalidades,  más matanzas, y más devastación, que ni de lejos ninguna otra fuerza ha causado sobre la tierra hasta el momento.”
 Parsley declara  que el Islam es una “religión anti-cristiana “basada en la “decepción”. El profeta musulmán Mahoma, escribe, “recibió revelaciones de los demonios y no del verdadero Dios “. Y enfatiza: “Alá fue un espíritu demoníaco.” Parsley no diferencia  entre los violentos extremistas islámicos y otros seguidores de esa religión.
“Hay algunos, por supuesto, que dirán que la violencia que yo menciono es la excepción y no la regla. Lamento diferir. Respetuosamente les diré que lo que algunos llaman “extremistas”  forman parte de la corriente principal de creyentes que han sido atraídos desde el verdadero corazón del Islam.”
 “El espíritu del Islam”, sostiene, es de hostilidad. Asegura que esa religión “inspiró” los ataques del 11 de septiembre. Lamenta el hecho de que en el año siguiente  al 11 de septiembre, 34.000 norteamericanos “se hicieron musulmanes” y que hay “ 1.209 mezquitas” en Norteamérica. El Islam, prosigue, “es una fe  que intenta conquistar totalmente el mundo” a través de la violencia. Los EE.UU., insiste, “ históricamente se ha comprendido como un bastión contra el Islam” pero, “ la historia ha estallado sobre nosotros”
Al final de su capítulo sobre el Islam, Parsley  pregunta: “¿ Somos una nación cristiana ? Digo que sí “. Sin especificar  qué acciones deberían ser emprendidas para erradicar al Islam, específicamente llama a una nueva cruzada.
Parsley, que se califica a sí mismo como un “Christocrat”, no es ajeno a las controversias, En 2007, la gran organización que fundó, el Centro para la Claridad Moral, convocó a perseguir a la gente que comete adulterio. En enero, comparó a la paternidad planificada con los nazis.  En el pasado la iglesia de Parsley  ha sido acusada de comprometerse en las actividades del partido Republicano en violación de su situación como no contribuyente de impuestos.
¿Por qué McCain corteja a Parsley? Durante largo tiempo él ha estado molesto al tratar con figuras del fundamentalismo cristiano que es un bloque importante del partido Republicano. Durante su intento a la presidencia, en el año 2000, se refirió a Pat Robertson y a Jerry Falwell como “agentes de la intolerancia”  Pero seis años más tarde cuando se lanzó a una nueva carrera por la Casa Blanca, McCain repudió tales reparos. Más recientemente, su campaña recibe un grosero parche cuando acepta  el espaldarazo del  reverendo James Hagee, un televangelista de Texas que calificó a la Iglesia Católica de “gran prostituta” y de practicar un “falso culto”. Luego que la Liga Católica protestara y pidiera a McCain renunciar al apoyo de Hagee, el presunto candidato presidencial republicano elogió el liderazgo espiritual de Hagee y el apoyo de Israel y dijo que “cuando Hagee me apoya, ello no significa que yo concuerde con  todo lo que el propone  o crea”. Luego de ser criticado por su  relación con Hagee, McCain  intentó desdecirse, diciendo: “Repudio  cualquier comentario, incluyendo los del pastor Hagee,  si son anti-católicos u ofensivos para los católicos”.  Pero McCain no renunció  al apoyo de Hagee.
 La relación de McCain con Parsley es políticamente  muy significativa. En 2004, la iglesia de Parsley fue reconocida  por orientar los votos de los cristianos fundamentalistas hacia las listas de George W. Bush. Con Ohio esperando ser un estado decisivo en la disputa presidencial, la iglesia de la Cosecha Mundial de Prasley y una entidad afiliada llamada  Reforma de Ohio, la cual atrae muchos votantes, fueron importantes protagonistas en la  contienda estatal  Considerando que el partido republicano de Ohio ha sido diezmado por varios escándalos políticos, y que el dirigente demócrata  Ted Strickland, es ahora el gobernador del estado, McCain y los republicanos necesitarán toda la ayuda que puedan lograr ante esta caída. Esta es la pregunta concreta: ¿Puede  McCain ganar la presidencia sin Parsley?
McCain  durante la campaña no respondió a un pedido para comentar los dichos de Parsley y sus escritos anti-islámicos. Parsley no volvió a intentar ninguna otra explicación.
“La última cosa que yo quisiera hacer sería vociferar incitando al pueblo hacia el extremismo y la insensatez en nombre del patriotismo.” Parsley escribe en “Basta de silencio”:Incitar al pueblo a la guerra santa es otra cosa. Acerca de esto, McCain guarda silencio.(Traducción: Jar ).
Y respecto del otro candidato demócrata con más posibilidades de ganar la nominación., el afro-norteamericanao Barrack Hussein  Obama también resultan notorios sus lazos con los teleevangelistas y además, a diferencia de su competidora de partido, Hillary Clinton, no se ha decladado en forma contundente a favor de un retiro de las tropas norteamericanas de Irak, a pesar de que cuando actuaba como simple senador hacía proselitismo en contra de dicha guerra. Veamos esta otra nota esclarecedora.
PERFIL DEL NUEVO PRESIDENTE

A todas luces pareciera que Barack Obama, hijo de un africano de Kenia y de una lavandera de Arkansas, sería el nuevo presidente de los EEUU ante su avance arrollador en las internas, a punto de desplazar a Hillary Clinton. Recordemos que, de acuerdo a las alternancias de la política norteamericana, ahora le tocaría el turno a un demócrata para llegar a la Casa Blanca.
Es bueno, en la medida que queremos enterarnos de lo que piensa el nuevo Kennedy negro, conocer ya desde ahora cuáles son sus puntos de vista sobre los problemas esenciales de la política mundial. Al respecto reproducimos pasajes aparecidos en la página oficial del Emirato del Cáucaso.
Dijo Barack Obama: “Yo no soy musulmán, estoy en contra de Hamas y de los árabes y cuando sea presidente protegeré a los judíos”.
Estas palabras fueron dichas por Obama en un reportaje telefónico a la publicación israelí "Haaretz", así como también repetidas varias veces ante distintos corresponsales sionistas en los EEUU.  
Durante la conversación Obama denunció una campaña en su contra en la que se lo acusaba de ser secretamente islámico y estar en contra de Israel.  Se jugó mucho con su segundo nombre no tan público, “Hussein”.
En contraposición con tales versiones Obama manifestó que considera a Israel "como el Estado de los Judíos”. Asimismo expresó su más contundente rechazo por cualquier diálogo con la agrupación terrorista Hamas en tanto no reconoce a tal Estado. “Cuando sea presidente seré una verdadera garantía para la seguridad de Israel”, manifestó en forma contundente.
Asimismo se proclamó también muy duro en relación a Irán.
"Irán sigue siendo un peligro para los EEUU y sus aliados", “Este gobierno ha actuado con demasiada ligereza en relación al peligro representado por tal país. Cuando estemos nosotros endureceremos nuestra posición a fin de que se termine de una buena vez con el enriquecimiento del uranio y de poner en peligro la seguridad de Israel”, concluyó el reportaje.
Para quienes habían creído que Obama representaba el cambio…

  1. En una nota del día de ayer de la Agencia Kaliyuga se reproduce un artículo del New York Times en el que se hace notar el fracaso absoluto de la política petrolera en Irak en donde la mayoría del petróleo que hoy se produce va a parar al mercado negro y ayuda a financiar las actividades de Al Qaeda.

Buenos Aires, 19/05/08