DECLARACIÓN DEL CENTRO EVOLIANO DE AMÉRICA EN OCASIÓN DEL ARRIBO DEL SR DUGIN A LA ARGENTINA



En el día de ayer en la república Argentina se ha tenido la visita del Sr Alejandro Dugin, un viejo conocido nuestro desde épocas en las cuales difundía una doctrina nacional comunista por la que quería asociar a figuras tan dispares como Lenin y Evola. Más tarde su proyecto se redondeó en una 4ª teoría que pretendería ser la superación de las tres principales ideologías del siglo pasado, pero que en realidad no lo es en manera alguna.
Es de destacar que a pesar de que el Sr. Dugin hoy se encuentra depreciado en el propio país pues ha sido expulsado de la Universidad de Moscú en razón de su propaganda fanáticamente chauvinista dirigida en contra del pueblo ucranio, el mismo sigue siendo un promotor del liderazgo ruso en el mundo entero, lo cual es formulado bajo el mote de euroasianismo, refiriéndose con esto a Rusia que es de hecho el único país que participa geográficamente de los dos continentes. A pesar de pretender sostener una teoría política superadora de las anteriores, en la misma se encuentran los mismos y tradicionales defectos hegemónicos del stalinismo ruso. En efecto, fue Stalin quien prometiera la realización del comunismo si la Unión Soviética se imponía a los EEUU como sociedad más exitosa que el capitalismo, por lo cual para los comunistas del mundo entero el triunfo de tal potencia se había convertido en sinónimo de la consumación de la propia ideología. Hoy luego de la caída del la URSS se produjo la frustración consecuente de los distintos partidos comunistas los cuales dejaron de este modo de ser satélites de tal poder extranjero. Sin embargo este proceso de satelización del que antes participaban los comunistas es lo que les propone hoy día el Sr. Dugin a los nacionalistas al sostener que esta vez triunfando Rusia, la potencia de la tierra euroasiática, tendremos todos a nuestro alcance el mundo multipolar y libre que anhelan los diferentes nacionalismos del planeta que quieren liberarse del dominio globalizador de los norteamericanos y sionistas. Sin embargo visitando lo que fueran los países que compusieran la antigua Cortina de Hierro hallamos los trágicos vestigios de lo que fuera un universo en donde Rusia ejerciera su hegemonía. Abundan allí vastísimos cementerios de mártires que dieron su vida para huir de tal 'paraíso', por lo cual teniendo a mano tal experiencia pasada catastrófica no tenemos por qué creer que esta vez va a ser diferente. En especial cuando los mismos dirigentes componentes de la antigua nomenklatura soviética son los que están en el poder.
Pero queremos agregar dos palabras respecto de aquellos sectores que lo han traído a Dugin a la Argentina.Se trata una vez más de una acción ejecutada por la logia nacionalista güelfa ligada al Vaticano dispuesta siempre a aliarse a israel y a la derecha republicana de los EEUU a fin de hacer frente al que consideran como su verdadero enemigo que no es por supuesto el mundo moderno del que ellos participan, sino el fundamentalismo. Acostumbrado como está a servir y a subordinarse a alguna fuerza más poderosa, ya que es incapaz de efectuar ninguna acción heroica, tal como lo ha demostrado con creces cada vez que tuvo ocasión de intervenir política y militarmente, considera que es necesario hacerlo hoy en día con Rusia pues nos liberará del sometimiento a los EEUU. Y a tal respecto dicho nacionalismo ha elaborado hasta una teoría religiosa por la cual tal potencia sería la consumación del tercer secreto de Fátima que nos entregaría la libertad de la cual nos habla el embaucador Dugin. Queremos decirles a tales personas que no necesitamos tutores ni nadie que nos dirija, que hay que aprender de los talibanes y del Isis que se han bastado por sí mismos para hacer frente a coaliciones enteras de naciones entre las cuales se destacan Rusia, Israel y los mismos EEUU.