A 36 AÑOS DE LA GESTA MÁS IMPORTANTE DEL SIGLO XX


cc


Sin lugar a dudas la guerra de Malvinas iniciada tras la recuperación momentánea de tal archipiélago, fue el hecho histórico más importante y sustancial de la totalidad del siglo XX en la Argentina y puede ser comparado con acontecimientos similares sucedidos en el anterior como las dos invasiones inglesas derrotadas o la Vuelta de Obligado. Dicha contienda, si bien se expresó en un primer momento como una simple recuperación territorial, a medida que se fue profundizando fue despertando en nuestro suelo el espíritu tradicional contrastando con el moderno que nos impusiera Gran Bretaña a lo largo de toda nuestra historia penetrando con su ideología mercantil a la clase política que nos gobernara durante un siglo y medio. En tal contienda hubo acciones de heroísmo de gran significación, las que es bueno recordar aquí una vez más, de la misma manera que la decisión asumida por el gobierno militar de entonces de iniciar dicha guerra a pesar de todas las sugestiones en contrario lanzadas por nuestra dirigencia y por varios sectores militares vinculados especialmente con la iglesia católica, los que finalmente fueron los que lograron aprovechar tales debilidades y pergeñar una nefasta rendición cuyas tremendas consecuencias aun se viven en nuestros días. 
Fue así como la iglesia apóstata del papa Wojtila quien viajara especialmente a nuestro país formuló en plena contienda un mensaje vitalista por el cual la paz y la vida, sin importar de qué tipo fueran, eran más importantes que la muerte heroica y la victoria. Esto se vio después reflejado en los argumentos absurdos que se utilizaron para explicar la increíble rendición acontecida bajo tales sugestiones y que sobreviniera a poco más de dos meses de iniciada tal contienda y cuando simplemente había caído una plaza militar por lo que resultaba cuanto más injustificable. Se dijo en ese entonces que cuando se inició la guerra se ignoraba que los ingleses tuviesen armas tan sofisticadas como los fusiles con visor nocturno de lo cual carecían nuestros efectivos. Justamente en el día de ayer el movimiento talibán que, a diferencia de nuestras fuerzas armadas, luchara sin rendirse durante 17 años contra el mismo enemigo y otras 50 naciones coaligadas acaba de apropiarse de tal arma, de la cual él también carecía, confiscándosela en pleno combate. De esta manera demostró, a diferencia de la filosofía inculcada por el apóstata, cómo el valor es más importante que la vida y que no puede aceptarse nunca estar en paz y de rodillas. Y es quizás por tal motivo en donde podemos encontrar la explicación de por qué nuestros güelfos vernáculos detestan al movimiento fundamentalista en razón de que es el único que ha tenido la capacidad de ponerles el dedo en la llaga al señalar con su ejemplo la propia bellaquería.
La derrota de Puerto Argentino, acontecida dos días después de la homilía lanzada por tal nefasto personaje, tuvo un significado similar y aun más sórdido de lo que fuera la victoria de esas mismas fuerzas acontecida en la batalla de Caseros en 1852. Pues si a partir de la misma se inició el proceso de instauración de la democracia como forma de gobierno pasando de la calificada a la populista de la ley Sáenz Peña, con Puerto Argentino la democracia sobrevino multiplicada, esta vez como forma de vida y como un virus que ataca a la totalidad del orden social, desde la familia, la escuela y las principales instituciones de nuestra patria.
Hoy en día a 36 años de aquella gloriosa decisión queremos volver a recrear el mismo espíritu con el cual se resolvió combatir hasta morir por lo que recuperar las Malvinas significa recuperar también la totalidad de nuestra nación.

CENTRO EVOLIANO DE AMÉRICA